Formación integral

La Formación Integral tiene como centro la conversión del corazón en la construcción de la persona interior. Los aspectos irrenunciables en este proceso son: la vida espiritual y comunitaria, la misión, el carisma y el crecimiento personal. La formación es clave en el camino de renovación de la vida consagrada, una formación integral, continua y acompañada. 

REVITALIZACIÓN

REORGANIZACÍÓN

FORMACIÓN INTEGRAL

COMPASIÓN POR LA HUMANIDAD Y EVANGELIZACIÓN